martes, 20 de mayo de 2014

Súmate... si quieres claro.

Dicen que pocas cosas hay más obtusas y peligrosas que “la fe del converso” así que espero que, sumarme al proyecto andalucista, no provoque en mi mayores desvaríos que el intento de colaborar, sumar, compartir y mejorar. Total, es desvarío lo llevo de serie.



Mirando atrás este paso lo entiendo coherente aunque tiene poca gracia autoevaluarse, lo sé. Otura necesitará más opciones que las tradicionales para sobrellevar lo mejor posible esta travesía del desierto a la que nos han abocado dos legislaturas de pan, circo y descontrol. Serán necesarias las opciones que ya existen y otras que partan sin hipotecas, sin más compromisos que aquellos que se firmen con los ciudadanos de Otura.

El Partido Andalucista que he conocido no reniega de la socialdemocracia bien entendida cosa que no implica ser unos manirrotos como torticeramente pretenden hacer creer algunos, para muestra un botón sirve nuestro pueblo. Este andalucismo acepta que prioricemos los intereses de nuestro pueblo por encima equilibrios orgánicos. Comprende que, para defender lo próximo, no debas renunciar a lo general. Este Partido Andalucista al que me he sumado sabe que hay diversas formas de sentirse andaluz y, una de ellas, implica sentirse plenamente cómodo como español. Sólo te pide que defiendas Otura, Granada y Andalucía con coherencia y sin dejarlos atrás por otros intereses o equilibrios. En definitiva, sólo te pide que no dejemos nuestra tierra nunca más atrás pero tampoco un paso por delante de nadie.

Iniciamos un proyecto para Otura que tendrá el recorrido que el pueblo decida. Iremos etapa a etapa. La primera será conseguir un equipo solvente, capaz, cohesionado. Si lo conseguimos diseñaremos un proyecto para nuestro pueblo previsible, sobrio que no austero (Mujica dixit), con los pies en el presente complicado que nos espera pero con la cabeza alta mirando al futuro de nuestro pueblo. Sin lamentos. Sin hablar de herencias recibidas.


Si entiendes que este proyecto para nuestro pueblo es necesario, súmate. Te esperamos. Te necesitamos. 
Publicar un comentario